La Biblia del líder ~ Dinero online

sábado, 22 de octubre de 2016

La Biblia del líder

La Biblia del Líder





Podría decir sin duda alguna, que nunca se ha creado un artículo como este. Siempre se habla sobre Marketing online, que frases decir, intentar convencer al cliente.. Pero pasan por alto muchísimos detalles importantes que se va a hablar de ellos aquí y ahora, en La Biblia del líder.






¿ Que vamos a aprender en este artículo ?


Como tratar a los demás.

. Como gustar a los demás.
. Convencer a los demás de forma natural, haciendo que piensen como tú.
. Ser un líder.



Si lo que quieres es dominar la situación a tu favor y tener don de gentes, estás en el sitio indicado.
Como bien sabrás, los clientes, suscriptores, referidos.. son lo más importante a la hora de hacer dinero y expandirse. Si están contentos hablarán bien de ti, lo que atraerá a más clientela para tu negocio. Si por el contrario no han recibido un buen trato o están a disgusto, hará el efecto contrario, por eso es importante aceptar las críticas por muy malas que sean y estar dispuesto a cambiar su punto de vista de buenas formas y sin perder los nervios.
Es imposible gustar a todo el mundo, hagas lo que hagas siempre tendrás un grupo que te apoye y otro que te critique, pero ambos pueden ser más grandes o más pequeños dependiendo de tu actitud hacia ellos.


Un claro ejemplo son los vídeos de YouTube. Todos los vídeos, por muy buenos que sean tienen sus Dislikes, a no ser que utilicen páginas para ganar visitas y Likes que en ese caso si es posible, pero aquí no estamos para usar trampas.


Dicho todo esto, podemos comenzar el aprendizaje.




Como tratar a los demás


1 - No critiques


Noventa y nueve veces de cada cien, nadie se critica a sí mismo por nada, por grandes que sean sus errores.
Si no lo hacen ellos, lo vas a hacer tú?
La crítica es inútil porque pone a la otra persona a la defensiva, y por lo común hace que trate de justificarse. La crítica es peligrosa porque lastima, hiere el orgullo de la persona, daña su sentido de la importancia y despierta resentimiento.

Se aprende más rápidamente premiando por la buena conducta, que castigando por el mal comportamiento.


El resentimiento que la crítica engendra puede desmoralizar a empleados, familia y amigos sin corregir el problema que se ha criticado.


Conclusión: en vez de criticar, prueba a decir de forma amistosa lo que pasaría si hace las cosas bien.




2 - Consigue que los demás hagan lo que quieres


Solo hay una manera de conseguir que alguien haga algo, y es la de hacer que esa persona quiera hacerlo (claro que obligando también se puede conseguir, pero los resultados no serán los deseados).
El impulso más profundo de la naturaleza es el deseo de ser importante. Para algunos ser importante significa ser el centro de atención ya sea haciendo el bien o el mal, como donar millones o ser el enemigo público número 1.
Así que.. por que no hacer sentir importante a la persona que quieres que haga algo?

Por ejemplo.. si quieres que alguien limpie los cristales de tu oficina, en vez de decirle simplemente que los limpie, dile que es la única persona de la que te fías para hacer este trabajo, ya que has visto sus resultados y son magníficos.

El empleado se sentirá orgulloso, valorado e intentará hacerlo lo mejor posible y de buena gana, al contrario que si se lo ordenas.
A todo el mundo le agrada un elogio, ya sea en público o en privado.
Si alguien hace algo mal, en vez de criticar lo malo que ha hecho, por que no elogiar lo poco bueno que ha conseguido?
Él ya sabe que ha hecho mal y por qué, y lo que menos necesita es que se lo remarquen. Sin embargo, si elogias sinceramente lo bueno que ha hecho, por muy poco que sea, la próxima vez seguro que no siente presionado y lo hará mejor, aunque sea por no volver a quedar mal y no defraudar a la persona que confió en él.

Por desgracia, tendemos a criticar a las personas a la mínima que hacen algo mal, y no a felicitar sinceramente y remarcar el talento de las personas cuando hacen algo bien.

OJO: no confundir peloteo con elogiar o apreciar. El elogio debe ser sincero, de corazón para poder conseguir lo que quieres.



Alto! te parece interesante lo que estás leyendo? también puedes seguirme en Facebook, ya somos más de 12.500!




3 - Céntrate en lo que quieren los demás, no tú


Que a ti te gusten los macarrones, no significa que a los demás les gusten. Dicho de otra forma, a nadie le importa tu vida, pero si la de ellos. ¿Por qué no interesarte por los gustos y la vida de la persona que quieres convencer de algo? Seguro que tienes muchas más posibilidades de conseguir que esa persona haga lo que quieres si durante la conversación ha estado a gusto y hablando de él mismo. Recordemos que 'el impulso más profundo de la naturaleza es el deseo de sentirse importante'. No podrá sentirse más importante si prestas atención a sus palabras y te interesas de verdad por toda su historia.
Si después de esto sigues los anteriores pasos, no le quedará otra que hacer lo que quieras. Ya que sino, tendría la sensación de defraudarte por completo, y no querrá perder su gran reputación...

El único medio del que disponemos para influir sobre los demás, es hablar acerca de lo que ellos quieren y mostrarles cómo conseguirlo.

Ejemplo: Quieres mover una vaca, pero pesa demasiado como para poderla mover. Si piensas en lo que quieres tú, fracasarás... ya que por mucho que empujes no vas a poder mover la vaca. Sin embargo pensando en lo que quiere la vaca, puedes deducir que si pones su comida preferida en el sitio donde quieres moverla, lo más probable es que vaya ella solita.

<<El hombre que se puede poner en el lugar de los demás, que puede comprender el funcionamiento de la mente ajena, no tiene por qué preocuparse por el futuro>>





Como gustar a los demás


1 - Interésate sinceramente por los demás


Se pueden ganar más amigos en dos meses interesándote de verdad por ellos, que en dos años tratando de que se interesen por nosotros.

¿Cuando miramos una fotografía de un grupo en el cual estamos, a quien miramos primero? Estoy seguro de que vuestra voz interior acaba de decir: a mi.
Si quieres atraer interés, primero muestra interés.



2 - Sonríe


La expresión de un rostro es mucho más importante que la ropa que llevamos.
Las acciones dicen más que las palabras, es por eso que los perros tienen tantos amigos. Se alegran tanto cuando nos ven, que brincan como locos. Y nosotros, naturalmente, nos alegramos de verlos.
La sonrisa de un bebé tiene el mismo efecto.


3 - Apréndete el nombre de las personas


A todo el mundo le gusta sentirse único, por eso tenemos un nombre que nos identifica, nos diferencia del resto.
Aprenderse el nombre de los demás demuestra que nos hemos interesado por esa persona, a parte es una muestra de educación.



4 - Aprende a escuchar, haz que los demás hablen de sí mismos


¿Con quien prefieres hablar, con alguien que mientras hablas, está mirando el reloj y va girando su cabeza para mirar la televisión, o con alguien que te mira fijamente y te hace preguntas sobre el tema del que hablas?
A todos nos encanta hablar de nosotros mismos, y más cuando se interesan de verdad por lo que contamos, ya que nos sentimos el centro de atención, nos sentimos importantes.
Aprendiendo a escuchar, de manera indirecta nos convertimos en buenos conversadores, aún sin la necesidad de hablar mucho.
Recuerda que la persona con quien hablas, está cien veces más interesada en sus problemas y necesidades que en ti.



5 - Cómo interesar a la gente


El mejor camino para llegar al corazón de una persona es hablarle de lo que él o ella más valoran.
Si vas a tener una reunión con una persona y quieres pedirle un favor, primero infórmate sobre lo que más le gusta y habla de ello, seguro quedará encantado de la conversación y se llevará una muy buena impresión tuya. Después de hablar de su tema preferido estará de mucho mejor humor para hacer favores.

Conclusión: Habla pensando en lo que interesa a los demás.



6 - Cómo gustar a la gente al instante


Haz una prueba, busca en tu trabajo, negocio o en cualquier lugar una persona triste o desanimada y dile algo agradable sobre él/ella.
Su cara pasará de ser una momia a tener una sonrisa de felicidad.
Ten por seguro que a esa persona le habrás alegrado el día, incluso contará la anécdota a su familia al llegar a casa, y siempre que te vea te saludará con una sonrisa.
Demos a los demás lo que queremos que ellos nos den, siempre y en todas partes.
Para que la vida de una persona cambie totalmente, puede bastar que alguien la haga sentir importante.

Conclusión: Haz que la otra persona se sienta importante, y hazlo sinceramente.



Convencer a los demás de forma natural, haciendo que piensen como tú


1 - No es posible ganar una discusión


Cuando la discusión acabe, aunque parezca que ha ganado alguien, en el fondo los dos sabéis que el que lleva la razón eres tú.
Es imposible agradar a alguien 'ganando' una discusión, así que aunque sepas que tienes razón, dásela a la otra persona si quieres caerle bien, de lo contrario le harás sentir inferior y herirás su orgullo.
<<Un hombre convencido contra su voluntad sigue siendo de la misma opinión>>

Conclusión: La única forma de salir ganando en una discusión es evitándola.


2 - Como ganar enemigos.. o evitarlo


No empieces nunca anunciando: <<Te voy a demostrar tal y tal cosa>>. Esto equivale a decir: <<Soy más listo que tú>>
Si vas a demostrar algo, que no lo sepa nadie. Hazlo sutilmente, con tal destreza que nadie piense que lo estás haciendo.
Hay que enseñar a las personas como si no se les enseñara, y proponerles cosas ignoradas como si fueran olvidadas.
Como dijo Galileo: <<No se le puede enseñar nada a nadie; sólo se le puede ayudar a que lo encuentre dentro de sí>>
Has de ser más sabio que los demás, pero no lo digas.
Utiliza frecuentemente frases como: Quizás me equivoque.

Conclusión: Demuestra respeto por las opiniones ajenas. Jamás digas a una persona que está equivocada.


3 - Si te equivocas, admítelo


Si sabemos que de todas maneras se va a demostrar nuestro error, ¿no es mucho mejor ganar la delantera y reconocerlo nosotros mismos?
Es más fácil escuchar la crítica de nuestros labios que la censura de labios ajenos.
Si admitimos rápidamente nuestro error, estamos quitando el derecho a echárnoslo en cara.


4 - Comienza de forma amigable


<<Se atrapan más moscas con una gota de miel que con un barril de hiel>>
Este método es capaz de convertir enemigos en amigos.
Si el corazón de un hombre está lleno de discordia y malos sentimientos contra ti, no podrás atraerlo a tu manera de pensar ni con toda la lógica de la Creación, primero deberás darle a entender que eres un amigo sincero.




5 - Consigue que la otra persona diga <<Si, si>> inmediatamente


Cuando hables con alguien, no empieces discutiendo las cosas que hay en divergencia entre los dos. Empieza destacando las cosas en las que estáis de acuerdo. Remarca que los dos tendéis al mismo fin y que la única diferencia es el método, no el propósito.
Una vez dicha una cosa, tiene que atenerse a ella. Por lo tanto, es de primordial importancia que lancemos a una persona en la dirección positiva.
El emisor hábil obtiene desde el principio una serie de Síes como respuesta. Con ello ha puesto en movimiento en la dirección positiva, los procesos psicológicos de quienes lo escuchan.





6 - Deja que sea la otra persona la que hable más


Cuando tratamos de atraer a los demás a nuestro modo de pensar, hablamos demasiado. Los vendedores son adictos a este costoso error. Dejemos que hable la otra persona, hagámosle preguntas.
Si estamos en desacuerdo con ella, aunque nos sintamos tentados a interrumpir no debemos hacerlo, es peligroso. No nos prestará atención si aún tiene más cosas que decir, así que escuchemos con paciencia.



7 - Cómo obtener cooperación


En vez de intentar que acepten tus opiniones a toda costa, haz sugerencias y deja que sean ellos mismos los que lleguen a una conclusión.
Dejar que la otra persona sienta que la idea es suya no solo funciona en los negocios o en la política, sino también en la vida familiar.
Permite que la otra persona sienta que la idea es de ella.





8 -Trata honradamente de ponerte en el lugar de la otra persona




Hay una razón por la cual la otra persona piensa y actúa como lo hace. Descubre esa razón oculta y tendrás la llave de sus acciones, quizá de su personalidad.
Trata honradamente de ponerte en el lugar de la otra persona con preguntas como: <<Cómo reaccionaría yo si estuviera en su lugar?>>, así ahorrarás mucho tiempo e irritaciones ya que al interesarnos en la causa es menos probable que nos disgusten los efectos.
El buen éxito en el trato con los demás depende de que se capte con simpatía el punto de vista de la otra persona.

Antes de vender un producto o pedir algo a alguien, pregúntate: ¿Por qué esa persona querría hacerlo?, esto hará que tengas mejores resultados.
En el ámbito de los negocios, si logras introducirte en el pensamiento de las personas, podrás crear necesidad de tu producto y venderlo con más facilidad.




9 - La frase mágica


¿Sabías que hay una frase mágica que sirve para evitar discusiones, eliminar malos sentimientos, crear buena voluntad y hacer que te escuchen atentamente?
Comienza diciendo: <<Yo no te culpo en absoluto por sentirte como te sientes. Si estuviera en tu lugar sin duda me sentiría igual que tú>>
Una frase como esta ablandará a la persona más irritada y hará más fácil la conversación.

Si quieres que los demás piensen como tú, muestra simpatía por las ideas y deseos de la otra persona.



10 - Dramatiza tus ideas


A veces no basta con decir la verdad. Hay que hacerla vívida, interesante, espectacular. El cine lo hace, la televisión lo hace, y tú tendrás que hacerlo si quieres llamar la atención.




11 - Lanza un reto


La forma de conseguir que se hagan las cosas, es estimular la competencia y el deseo de superarse.
Eso es lo que encanta a toda persona que triunfa: el juego.
La oportunidad de demostrar lo que vale, de destacar, de ganar.




Ser un líder


1 - Si tienes que criticar, empieza así


Siempre es más fácil escuchar cosas desagradables después de haber oído algún elogio. No nos interesa crear un resentimiento en nuestros clientes o trabajadores si queremos que hagan las cosas bien.



2 - Habla primero de tus errores


Antes de criticar los errores de la otra persona, comienza por hablar de los tuyos. Piensa que no todos tenemos la misma experiencia, si alguien hace algo mal no es porque quiera hacerlo así, sino por que no sabe hacerlo mejor o le falta motivación.



3 - A nadie le gusta recibir órdenes


Cambia las órdenes por preguntas, da la oportunidad de hagan las cosas por sí mismos.
Una técnica así facilita a cualquiera la corrección de sus errores.
El resentimiento provocado por una orden desconsiderada puede durar mucho tiempo, aún cuando la orden haya sido dada para corregir una situación evidentemente mala.
Hacer preguntas no sólo vuelve más aceptables las órdenes, sino que con frecuencia estimula la creatividad de la persona a quien se le pregunta. Es más probable que la gente acepte con gusto una orden si ha tomado parte en la decisión de la cual ésta emanó.


4 - Estimular a las personas hacia el éxito


¿Por qué no utilizar el mismo método utilizado para amaestrar animales con las personas?
Si nos fijamos en los perros amaestrados, en los delfines amaestrados.. siempre que hacen algo bien, se les premia con comida.
En el caso del ser humano, no vamos a darle comida cuando haga las cosas bien, pero si felicitarle y remarcar cada mejora por muy poca que sea, así se verá motivado para seguir mejorando día a día, ya que a todos nos gusta que nos feliciten y valoren nuestro trabajo.
Minimizando las críticas y destacando el elogio, se reforzará lo bueno que hace la gente y lo malo se atrofiará por falta de atención.

Conclusión: Elogia el más pequeño progreso y cada progreso.



5 - Da una buena reputación a los demás


¿Qué hacer cuando una persona que ha trabajado bien empieza a hacerlo mal? En vez de despedirla, ten una charla con él/ella, remarca lo fantástico que ha sido su recorrido hasta ahora y si tiene algún problema que haya hecho disminuir su rendimiento. Al remarcar su fantástico recorrido estás dándole una reputación que mantener, así que, si no tiene ningún problema, su rendimiento volverá a mejorar.

Conclusión: Dale a la otra persona una buena reputación a la que hacer honor.



6 - Haz que los errores parezcan fáciles de corregir


Digamos a una persona que es lenta o tonta en ciertas cosas, que no tiene dotes para hacerlas, que las hace mal, y habremos destruido todo incentivo para que trate de mejorar. Pero si empleamos la técnica opuesta; si somos generosos en la forma de alentar; si hacemos que las cosas parezcan fáciles de hacer; si damos a entender a la otra persona que tenemos fe en su capacidad para hacerla, la veremos practicar hasta que amanezca, a fin de superarse.

Conclusión: Da confianza, valor y fe a las personas que quieras que corrijan algo.






Los principios enseñados en este artículo solo funcionarán si salen del corazón.

Inspirado en el libro: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie.

Si consideras útil esta información, ¡compártela!

También puedes dejar un comentario :)

¡No olvides suscribirte al blog para recibir nueva información útil en tu correo!


Si has leído hasta aquí, quizá pueda interesarte...

- Hábitos para ser Millonario
- Ganar dinero desde cero
- Los 8 errores que debemos evitar para ganar dinero
- Qué negocios comenzar sin dinero
- Consejos
- Motivación
- Frases de Millonarios
- ¿Timo o fiable?
- Dale Carnegie
- Ranking Millonarios


Por último.. si quieres el libro completo, aquí te lo dejo en PDF: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas

0 comentarios:

Publicar un comentario