Ganar o Ganar ~ Dinero online

miércoles, 22 de febrero de 2017

Ganar o Ganar



No existe otra opción si queremos tener éxito en la vida, tan sólo GANAR. Pero para ganar deberemos transformar nuestras debilidades en fortalezas, y eso dependerá de tu mentalidad, de si tienes mentalidad de ganador o de perdedor.
Los ganadores piensan que todo depende de ellos, mientras que los perdedores piensan que pase lo que pase es el destino y no pueden evitarlo. Siempre esperan el momento ideal y el momento ideal nunca llega, hay que ir a buscarlo y hacer que ocurra. Absolutamente todas las personas que han tenido éxito en la vida lo han conseguido en condiciones adversas, no favorables.

Un ganador convierte los sueños en realidad, un perdedor convierte la realidad en sueños.
Ya podemos tener la mejor idea del mundo, que si no la trabajamos no funcionará. Como dicen, la más pequeña acción vale más que la mejor intención.

Suelen decir que con pensamientos positivos todo es posible, pero eso es mentira; hace falta esfuerzo y pensamientos positivos. ¿De qué sirve pensar que vas a ser el mejor futbolista y tener fe en ello si luego no entrenas con el balón ni un sólo día? Uno de los mejores casos de pensamiento positivo con esfuerzo es el de Muhammad Ali, que antes de subir al ring y mientras entrenaba no paraba de repetirse:

- "Soy el más grande, soy el campeón" una y otra vez.


Si te fijas, él afirmaba que era el más grande y el campeón, no decía:

- "Ojala gane yo"

Cuando subía al ring solía decir a su oponente:

- "Tú tienes el cinturón, pero yo soy el campeón".


Antes de convertirse en campeón dentro del ring, se convirtió en campeón fuera del ring, pero no por tener pensamientos positivos y repetirse esas frases una y otra vez, sino por repetir esas frases mientras entrenaba todo el día.


Esfuerzo Extra


Los ganadores se diferencian además por el esfuerzo extra, pero no uno sólo, sino por muchos esfuerzos extras, hasta que no se pueda más realmente.
Una vez le preguntaron a un campeón que como se hizo campeón, a lo que contestó:

- "Cuando estaba entrenando, estaba tan cansado que lo quería dejar, pero imaginé lo que estaría haciendo mi oponente: entrenar, así que yo seguía entrenando hasta que llegaba otra vez el momento en el que no podía más, y volvía a imaginarme que mi oponente aún estaría entrenando, así que volvía a entrenar hasta que ya no podía levantarme más, y me imaginaba que mi oponente tampoco podía levantarse más y se iba a la ducha. Entonces yo volvía a entrenar. Hasta ese entonces los dos estábamos iguales, pero esa fue mi ventaja".

Los ganadores no hacen cosas diferentes, hacen las cosas de diferente modo, hacen ese esfuerzo extra incluso cuando no pueden más.
Los ganadores hacen que los días cuenten, mientras los perdedores cuentan los días.



Lo que otros ven

0 comentarios:

Publicar un comentario