Hablar de tus metas te aleja de ellas ~ Dinero online

viernes, 24 de marzo de 2017

Hablar de tus metas te aleja de ellas



Seguro que tienes un sueño en tu vida por el cual te levantas cada mañana y estás trabajando duro cada día para conseguirlo. Tienes tanta ilusión por tu meta que sientes la necesidad de contárselo a tu familia y a tus amigos.
Pues siento decirte que si quieres que ese sueño se cumpla algún día, será mejor que te lo guardes para ti y no se lo cuentes a nadie.
Cada vez que le cuentas a alguien tus metas, te estás alejando de ellas.

Estudios demuestran que aquellas personas que hacen públicas sus intenciones es menos probable que terminen consiguiéndolas. En cambio, quienes no hablan de sus metas tienen más posibilidades de ejecutarlas y conseguir los objetivos que se han marcado.
La explicación de este suceso es simple. Si hablas de tus metas, de tus proyectos o de tus planes con otras personas, creas en tu cerebro la ilusión de que ya lo has llevado a cabo, eso te produce una satisfacción que te lleva a perder la motivación en aquello que planeabas hacer. En otras palabras, pierdes el hambre de conseguir tu meta, porque al hablar de ello tu cerebro ya está satisfecho.



¿Qué sucede cuando nos sentimos satisfechos?


Que ya no queremos más. Por lo tanto, no seguimos trabajando en ese proyecto que, gracias a nuestro progreso o a su finalización, nos habría aportado esa satisfacción que buscábamos. En otras palabras, la satisfacción que nos reporta hablar de nuestras metas se convierte en un sustituto de esa satisfacción que nos tendría que haber dado el trabajar y progresar en nuestro proyecto.
El hablar sustituye al hacer.

Seguramente te sentiste bien la última vez que hablaste con alguien de tus metas, por eso mismo queremos hablar de ellas, porque nos hace sentir bien aunque no hayamos hecho nada todavía. Y ahí está el problema, en ese sentimiento de realización por el mero hecho de hablar.



shh


Y ahora bien... ¿Cuál es la solución?


Como ya supondrás, la solución es no contar tus metas, tus planes o tus proyectos a otros hasta que estos sean una realidad, o al menos hasta que estos estén tan avanzados que abandonarlos ya no sea una opción para ti.

En otras palabras, haz más y habla menos.
Ahora bien, no hablar de tus planes con otros es complicado, y habrá ocasiones en las que se te puede escapar o no te quede más remedio que hacerlo. En tal caso, existen dos cosas que puedes hacer para hablar de tus metas o planes sin afectar a tu motivación.

Ver también: Cómo permanecer siempre motivado


Cuéntalo a medias


Puedes contar a la otra persona que estás trabajando en algo, pero lo haces de una forma tan vaga, que esta no sabe en realidad qué estás haciendo o qué planeas hacer. Le dices que cuando tengas el proyecto más avanzado ya se lo explicarás con más detalle. Y si te pregunta por qué, mándale este artículo.

Al hacerlo así, estarás posponiendo la satisfacción de contar tus planes, lo cual hará que estés más motivado por terminar, pues cada día que pase tendrás más ganas de contárselo.
La clave es contarlo vagamente, sin entrar en detalles.


Cuéntalo para sentir insatisfacción


El problema de contarlo es la sensación de satisfacción, así que haz precisamente lo contrario. Cuéntalo de tal forma que te genere un sentimiento de insatisfacción. Por ejemplo, podrías decir algo cómo: Llevo meses trabajando en un proyecto y quiero acabarlo el mes que viene, pero no estoy avanzando como yo esperaba. A partir de hoy voy a trabajar el doble.

Al decirlo de esta manera no estás generando satisfacción, sino todo lo contrario: incumplimiento, deuda y motivación por acabarlo.


Conclusión: Si puedes, no hables de tus metas o proyectos con los demás, excepto si necesitas el consejo de una persona que puede ayudarte a conseguirlo.

Lo que no debes hacer es hablar por hablar. Y si decides hacerlo, al menos hazlo utilizando alguna de las dos opciones que te conté más arriba.

Y ahora cuéntame. ¿Has sentido esa satisfacción de la que hablo? Deja tu experiencia en los comentarios!


Comparte este artículo por tus redes sociales si te ha gustado y para así advertir a los demás de que guarden silencio y utilicen estas técnicas en el caso que quieran contar sus metas o proyectos.

También puedes seguirme en Facebook: Dinero online


Bonus extra: Aquí te dejo un vídeo en el que explico el error de la expresión "A la tercera va la vencida" y por qué nunca debemos decirlo.





Suscríbete a mi canal de YouTube para ver más vídeos de educación financiera, motivación, consejos y mentalidad millonaria! Para hacerlo tan sólo pulsa sobre las letras azules del párrafo anterior.


0 comentarios:

Publicar un comentario