Las Reglas para Trabajar desde Casa ~ Dinero online

miércoles, 5 de abril de 2017

Las Reglas para Trabajar desde Casa



Cada vez somos más los que trabajamos en casa, ya sea porque nuestro trabajo se pueda hacer desde casa o bien porque trabajamos en nuestros proyectos personales o somos estudiantes.
Trabajar desde casa es algo habitual, en casa no hay jefes que nos vigilen ni nadie que nos diga que hemos de hacer y cuando tiene que estar listo. Aquí estamos solos y nuestros resultados dependerán en gran medida de nuestra productividad. Sin ese control de una figura de autoridad y con todas las distracciones que hay en casa, ser productivo puede no ser fácil, pero se puede si seguimos estos 6 consejos que expondré a continuación.


Consejos si trabajas desde casa

A continuación te voy a explicar 6 consejos prácticos para que seas más productivo en casa o tengas mejores resultados y así puedas conseguir tus objetivos y acercarte cada día más a tus metas.

Reglas para Trabajar desde Casa


Planifica tu día antes de ponerte a trabajar

Es muy importante que sepas que tienes que hacer en este día para no perder tiempo y para evitar distraerte con pensamientos en los que te preguntas si no deberías estar haciendo otra cosa. Para ser productivo necesitas eliminar la confusión y las dudas de tu mente, es decir, necesitas claridad en lo que tienes que hacer a continuación. Por ello, todos los días cuando acabes tu jornada, prepara con antelación lo que quieres hacer al día siguiente y el orden con el que lo vas a hacer y anótalo en una hoja de papel. Al día siguiente, antes de ponerte a trabajar, coge la hoja y haz los últimos ajustes añadiendo o quitando tareas y ordenándolas.
Lo importante aquí es que siempre antes de trabajar tengas claro qué has de hacer.
Tener esta información visible en una hoja y el hecho de haberlo escrito, reforzará en tu mente la idea de que es eso y no otra cosa en lo que tienes que trabajar, y esto te hará ser más productivo.



Levántate antes

Los que trabajamos en casa no tenemos hora de entrada, nadie controla a que hora empezamos a trabajar, así que en principio nos levantamos cuando queremos. El problema de este "hago lo que quiero" es que nos puede llevar a una rutina poco productiva, como por ejemplo, si nos acostumbramos a estirar demasiado las noches, y por ello, a despertarnos bien entrada la mañana.
Esto esta bien si eres una persona que le gusta trabajar de noche, ahora bien, si la noche no es tu momento más productivo y no lo aprovechas tanto como el día, entonces es mucho mejor que te vayas antes a dormir y te levantes pronto para que el trabajo que hagamos durante el día nos cunda más.

Para levantarse antes es cuestión de reajustar nuestro reloj interno. Si te despiertas antes entonces también te entrará el sueño antes, y si esto lo repites suficientes días formarás un hábito.




Vístete con ropa de calle

Uno de los errores que cometen muchas personas que trabajan desde casa es quedarse en pijama todo el día.
Si trabajas con la misma ropa que utilizas para dormir y para estar por casa, te estás mandando mensajes contradictorios.
Quieres trabajar y ser productivo, pero llevas puesta la ropa que utilizas para el descanso.
En vez de esto, antes de empezar a trabajar ponte la ropa que utilizarías si fueras a salir a la calle; eso sí, con un calzado cómodo, pero no con las zapatillas de estar por casa.

Al vestirnos como si fuéramos a salir de casa, nos estamos mandando un mensaje coherente con nuestro objetivo. Queremos ser productivos y nos hemos vestido para ello, para trabajar desde casa y no para estar deambulando por ella.
Pruébalo y verás como tu productividad en casa aumenta!



Separa el trabajo de todo lo demás

Uno de los mayores problemas de trabajar en casa, es que el ocio, el descanso y el trabajo se mezclan y se confunden, porque todo lo hacemos en el mismo lugar: la casa.
Esto lleva que se produzcan interferencias entre estas actividades y que no las aprovechemos como deberíamos. No descansamos bien, no disfrutamos tanto del ocio y no somos tan productivos en el trabajo.

Para evitar esto, tenemos que delimitar bien qué es ocio, qué es descanso y qué es trabajo, y otorgarle a cada una de estas actividades su lugar, es decir, su espacio propio y muy importante: su tiempo propio.
Por esta razón es importante vestirse antes de ponerse a trabajar en vez de estar en pijama, para delimitar qué es descanso y qué es trabajo.
Trata de tener una zona para trabajar, una zona para el ocio y otra zona para descansar. Si esto no es posible y lo tienes que hacer todo en tu habitación, entonces al menos ten una mesa sólo para trabajar.
Otra cosa que deberías hacer es delimitar el tiempo que destinas a cada cosa y tener claro cuando empieza y cuando termina el tiempo de cada una, y durante ese tiempo no permitir interferencias entre ellas, así cuando tengas que trabajar, trabajarás mejor; cuando tengas que desconectar y distraerte, te distraerás mejor; y cuando tengas que descansar, descansarás mejor, porque lo harás sin interferencias.



Elimina las distracciones

Cuando trabajamos en casa no hay nadie que nos controle a parte de nosotros mismos, así que en cierto modo podemos hacer lo que nos de la gana. Esto que es tan liberador, también puede ser un problema si nos distraemos con facilidad, porque en casa tenemos muchas distracciones.
Por ello es importante que cuando trabajemos en casa mantengamos lejos todo aquello que nos pueda distraer y sólo utilicemos estas cosas que nos distraen en el momento que le hayamos asignado previamente. Por ejemplo, cuando terminemos la tarea en la que estamos trabajando o en un descanso que nos hemos marcado.

Con distracciones me refiero al móvil, videojuegos, email, redes sociales, navegar por Internet y la televisión. En general, cualquier tipo de distracción que tengas cerca.
Distraerse está bien y es necesario, pero en su momento, en los bloques de tiempo que le hayamos asignado para que no interfiera con nuestro trabajo.
Si crees que las distracciones son un problema para ti, aquí te dejo un artículo relacionado.

Ver también: Las distracciones que te absorben la vida




Desconecta del trabajo

Ser productivo no es trabajar más, sino producir más de lo que es importante para conseguir nuestros objetivos.
Uno de los problemas de trabajar en casa es que nos cuesta alejarnos del trabajo, siempre está presente porque vivimos en nuestra zona de trabajo. Para seguir trabajando es suficiente con que encendamos el ordenador.

Esta presente constante del trabajo en nuestros pensamientos termina por agotarnos mentalmente, y en vez de ser más productivos, lo somos menos. Por ello, cuando trabajamos en casa es muy importante que tengamos un rato al día para desconectar por completo del trabajo. Esto quiere decir que ni trabajemos ni pensemos en trabajo.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para desconectar:

1. Sal de casa a dar un paseo. Pon el móvil en silencio y en vez de pensar en tus proyectos, disfruta del paseo y del entorno.

2. Haz ejercicio físico y céntrate en el ejercicio y no en el trabajo que tendrás que hacer cuando llegues a casa.

3. Mira una película.

4. Lee un libro no relacionado con tu trabajo.

5. Queda con los amigos.


Haz cualquier cosa que te permita olvidarte del trabajo durante unas horas. Libera tu mente del trabajo al menos unas dos o tres horas al día, así cuando retomes el trabajo te sentirás más fresco y más concentrado en lo que tienes que hacer.
Lo importante para ser productivo no es donde trabajes, si en casa o en la oficina, sino tener una buena rutina de trabajo y unos hábitos que la hagan posible todos o casi todos los días.

Pues hasta aquí los consejos si trabajas o tienes pensado trabajar desde casa! Si te han servido de ayuda agradecería que compartieras este artículo por las redes sociales para que los demás también puedan beneficiarse de ellos.
También puede seguirme en Facebook: Dinero online

Bonus extra: 11 Gastos innecesarios que te impiden crecer económicamente (Suscríbete!)




Suscríbete a mi canal de YouTube para no perderte ni un sólo vídeo de los que publico semanalmente!


0 comentarios:

Publicar un comentario